UN PASEO EN ELEFANTE…

 

 

Ir a Tailandia, Índia, Indonesia o Malasia y dar un paseo en elefante es una actividad con gran atracción turística, en donde tenemos la oportunidad de poder estar cerca de estos extraordinarios animales y creer disfrutarlos. ¿Pero realmente sabes lo que hay detrás de estos paseos y los métodos usados para su “entrenamiento”?  Porque si no es así, deberíamos conocer la realidad para entender que dar un inolvidable paseo para ti es una vida llena de explotación y sufrimiento para ellos.

En los últimos 100 años se ha perdido el 90% de la población de elefantes asiáticos por culpa de la industria turística, que captura centenares de ejemplares en su mayoría crías para espectáculos. Puede ser para dar un paseo sobre ellos, actividades circenses, sesiones de fotos, etc. Actividades no propias y naturales de un animal que debería estar en la sabana en libertad junto a su familia y no pintando a pincel con su trompa sobre un lienzo para distraer a un grupo de turistas.

 

    

 

Para domesticar a los animales salvaje es necesario de mucha violencia tanto física como psicológica. Los elefantes son entrenados mediante el “Pajaan”, una monstruosa técnica que implica privar a el elefante de agua y comida, encerrarlo en una diminuta jaula donde no puede tener movimiento, privarle del sueño, encadenarle, atarle y golpearle con ganchos metálicos en sus zonas más sensibles orejas, ojos y patas. Esto también implica la amenaza al castigo, ya que cuanto más intenta rebelarse el animal más golpes recibe éste. La finalidad de la técnica del Pajaan es romperles el alma, para que se vuelvan sumisos y no desobedezcan las órdenes de los humanos.

Los elefantes tienen una gran inteligencia emocional y nunca olvidan lo vivido, después del Pajaan tendrán miedo a los humanos y por ese miedo, harán lo que éstos les pidan. Los que sobrevivan al “entreno” ya que muchos mueren a causa de la brutalidad, serán explotados para actividades turísticas y dominados por unos ganchos metálicos (bulhooks) usados de forma agresiva y abusiva.

 

 

Tendemos a creer que el elefante puede soportar grandes pesos debido a su tamaño, pero lo cierto es que, al contrario de lo que pensamos, los elefantes no están diseñados para soportar grandes pesos en su lomo, ya que las sillas de paseo están hechas de maderas o hierro y pueden llegar a pesar hasta 100kg. Esto es una gran presión para su columna, sin decir, el tipo de vida que llevan de largas horas de trabajo, el acceso limitado a agua, largas horas de exposición al sol sin ser soltados de sus cadenas y muchas veces manteniéndolos ensillados todo el día incluso acabado el paseo.

Así que si quieres ir a Asia o África donde son más extendidas este tipo de excursiones evita tu participación, ya que si no hay demanda no hay actividad. Es nuestra responsabilidad elegir actividades libres de maltrato animal y favorecer las visitas a los centros de rescate y protección REAL de elefantes.

Recuerda, tu decisión es la clave para que esto deje de existir.

 

Vanesa.

 

 

3 pensamientos en “UN PASEO EN ELEFANTE…

  1. Todo animal tendría q estar en libertad al igual q las personas, son seres vivos y tienen todo el derecho del mundo a estar en libertad a nacer, alimentarse,reproducirse,vivir y morir dignamente. Entre todos podemos luchar para q esto s haga realidad,

  2. Entonces tras leer estas líneas, te das cuenta de lo que són capaces de hacer las PERSONAS que no tienen una pizca de PIEDAD hacia los animales, indistintamente de la raza… sólo nosotros tenemos la llave para poder cambiarlo y sin NINGUNA duda; él En tu lugar, no lo HARÍA.

  3. Estos animales de naturaleza salvaje deberían de vivir en su hábitat, o en grandes reservas naturales vigiladas de cazadores furtivos que sólo buscan lucrarse.y sobre todo cerrar LOS parques zoológicos que aún existen en muchas ciudades del mundo….
    Imaginaros toda vuestra vida en 20 metros cuadrados!!!!!
    El ser humano desaparecerá por su propia estupidez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *